sábado, 16 de febrero de 2013

Consolas portátiles alternativas

El mundo de los videojuegos está dominado por tres grandes y poderosas empresas: Microsoft, Sony y Nintendo. Y estas dos últimas, las japonesas, compiten entre ellas en el terreno de los videojuegos portátiles. Empezó Nintendo, con las Game&Watch, que evolucionaron a las GameBoy, posteriormente a la Nintendo DS y ahora a las nuevas Nintendo 3DS. Sony comenzó a competir en este mercado, cuando Nintendo acababa de lanzar al mercado su Nintendo DS, con PSP, que sufrió algunas revisiones y recientemente, hace ya un año, se comenzó a comercializar la flamante Playstation Vita, que rivaliza a día de hoy con 3DS, pero que no está logrando las ventas que se esperaban. Estas consolas portátiles tienen muchas virtudes, induduablemente, casi todas relacionadas con su innovadora y avanzada tecnología, que incluyen giroscopios, pantallas super nítidas, paneles táctiles o un efecto 3D sin gafas. Todo esto está muy bien, pero...



Son consolas cerradas. Me refiero a que no son aparatos a los que puedas introducir juegos o aplicaciones de desarrollo casero (el llamado "homebrew"), y tampoco permiten acceder a ellas para realizar modificaciones de software o cambiar parámetros del hardware, como por ejemplo hacerles overclock (aumetar la velocidad del procesador, aunque hay que hacerlo con conocimiento porque la puedes estropear). Sin embargo, bajo la sombra de las dos gigantes de los videojuegos portátiles, se esconden consolas, casi siempre desconocidas, que pueden ofrecerte aquello que buscas en una portátil, las llamadas open source.

Se trata de consolas, generalmente, inferiores en hardware, pero con mucha scene (comunidad y desarrollo) detrás, por lo que sus posibilidades se exprimen al límite, a diferencia de lo que pasa con, por ejemplo, PS Vita, que en mi opinión ahora mismo se está aprovechando un 25% de su potencial.


Las consolas alternativas, normalmente, están enfocadas a la emulación de sistemas retro, como NES, MegaDrive o PSX. Sin embargo, existen juegos propios que, generalmente, son gratis. Además, existen muchas otras aplicaciones, aunque su principal atractivo son los juegos. Veamos unas cuantas de estas consolas:

-PSP: Sí, lo sé. PSP fue desarrollada por Sony y no tiene nada de alternativo. Pero actualmente tiene una comunidad tan grande y se ha explotado su hardware tanto que es casi como si fuera ya una consola abierta. Además, PSP es absolutamente la mejor solución para emular los juegos de Playstation 1 (PSX), ya que no necesita ni emulador, simplemente un plug-in llamado POPSloader. Existen muchas versiones de PSP: 1000, 2000, 3000, GO y la reciente E1000 (también llamada Street); es una consola de gran calidad con una buena pantalla que permite disfrutar de todo el catálogo de PSP, que no es precisamente escaso, todo el de PSX y cuenta también con una gran cantidad de emuladores gratuitos de otros sistemas. Se puede obtener fácilmente de segunda mano por unos 60 euros, y los últimos modelos se pueden encontrar nuevos en tienda.


-CAANOO: La Caanoo es la última consola de la coreana GamePark Holdings, especializada en este tipo de consolas. Existen otras consolas predecesoras bastante activas en el mundillo, com es el caso de la Wiz. La consola Caanoo tiene un SO basado en Linux y carga los juegos mediante una tarjeta de memoria SD, que lleva ya incluida cuando la compramos. Está centrada en la emulación de consolas retro pero tiene algunos juegos propios. Tiene un diseño bastante ergonómico, una pantalla LCD táctil de 3,5 pulgadas un unos acabados de buena calidad. Es un poco difícil de encontrar y solamente se puede comprar online, por un precio de alrededor de 100-120 euros. En mi opinión vale bastante la pena.


-A320 y A380: Se trata de unas portátiles fabricadas por una empresa china llamada Dingoo. Estéticamente se parecen mucho a la GameBoy micro, pero es un poco más grande. El hardware es ligeramente inferior al de la Caanoo, y no sé por qué narices sus nombres coinciden con los conocidos aviones de Airbus. Sin embargo, son más baratas, y se pueden conseguir por 70 y 100 euros aproximadamente en sitios como Ebay. En la imagen vemos a la A320. La A380 es muy parecida por un poco más grande y los botones de colores.


-OpenPandora: Se trata de un experimento un tanto peculiar. Enfocada principalmente a la emulación, como las dos anteriores, ofrece también muchas otras funcionalidades, ya que es como una especie de UMPC (Ultra Mobile PC), una especie de ordenadores muy pequeños que no han tenido demasiada popularidad debido al auge de las tablets. La OpenPandora ofrece, a parte de los juegos y la emulación, otras herramientas como, por ejemplo, hojas de cálculo o procesadores de texto. Se mueve bajo Linux, lo que no es extraño ya que es una consola absolutamente de código abierto. Su hardware es muy superior al de todas las otras consolas aquí presentadas, y también tiene una pantalla táctil. Sin embargo, su atractivo se ve reducido al llegar demasiado tarde (ha sufrido muchos retrasos en su producción), en un mercado dominado por tablets ultra potentes y súper teléfonos, y sus opciones de portabilidad ya no son tan innovadoras. El problema viene cuando te dicen el precio, ya que se sitúa alrededor de los 450-500 euros, pues por ese precio tienes otros dispositivos más modernos y potentes. Aun así, es capaz de emular juegos de N64, PSX y prácticamente todas las consolas anteriores, así que si tienes el dinero y las ganas, es una opción a tener en cuenta.



Existen otras opciones, como la Yinlips YDPG18, un clon de PSP que se mueve bajo Android y que también ofrece una emulación bastante buena, la JXD S7100 o la recientemente estrenada Neo·Geo X Gold, de la conocida marca de juegos arcade SNK, que pese a no ser open source, se especula que pronto la scene le "va a meter mano".

1 comentario:

  1. Y en las no portátiles tenemos a Ouya, que vale más por correr juegos ajenos que los propios.

    ResponderEliminar